Lifting

Lifting facial y de cuello

Con los años, la pérdida de parte del plano graso facial junto al efecto de la gravedad, hacen que nuestro rostro (las cejas, los pómulos, la piel del contorno de la mandíbula y la de la zona anterior del cuello) tiendan a caer y descolgarse. Gracias al lifting quirúrgico se puede corregir parcialmente este proceso de envejecimiento dando a nuestras pacientes un aspecto más juvenil y luminoso de forma duradera y mantenida (aproximadamente 3-5 años).

Para llevar a cabo un lifting quirúrgico exitoso es importante elegir correctamente al candidato a ser intervenido, que la indicación sea adecuada y explicar de forma detallada cuáles son los objetivos (individualizados en cada caso). El paciente deberá entender en qué consiste el proceso, que será diferente en cada caso dependiendo de la región donde se realice y de la anatomía de cada persona. Todos los casos son distintos, de ahí la importancia de la valoración previa.

Es muy común que a las 24 horas aparezcan hematomas de mayor o menor tamaño dependiendo de la paciente, de la cantidad de piel a retirar y de la naturaleza de la persona, pero en una semana se irá reabsorbiendo sin problemas. Además de hematomas en las mejillas, párpados o cuello; puede aparecer edema, inflamación de la zona periocular y la zona de las mejillas debido a la propia cirugía. Es importante que durante las primeras 48 horas el paciente repose en casa. Deberá dormir con varias almohadas para tener elevada la cabeza y así facilitar el retorno venoso al corazón y disminuir el edema o incluso evitar su aparición.

Recomendamos durante las primeras 48 horas, la aplicación de frío local. Un truco muy efectivo es coger unos guisantes congelados, rodearlos con un paño y aplicarlos durante 10 segundos en la zona afectada, este proceso debe repetirse cada minuto para que sea efectivo y realmente proteja del edema y la inflamación o en caso de que la paciente ya manifieste esta sintomatología, conseguir disminuirla. La paciente debe mantener la cicatriz quirúrgica apartada de los rayos UVA. Por último, para evitar complicaciones postoperatorias innecesarias se valorará, según el paciente y la cirugía, la administración de antibióticos orales durante 7-10 días así como se darán unas instrucciones muy exhaustivas acerca de los cuidados postoperatorios de la herida quirúrgica. Es necesario lavar la sutura con agua y gel de ducha y posteriormente secar muy bien la zona y retirar poco a poco las costas que puedan ir apareciendo con el fin de que no se acumulen en la zona de la herida quirúrgica ya que pueden provocar una dehiscencia de sutura y una inadecuada cicatrización. El retirar las costras favorece la fusión de los bordes y una correcta cicatrización para obtener unos resultados totalmente satisfactorios y poder ofrecer al paciente pura excelencia quirúrgica. A las 24-48 horas se realizará una primera valoración por la cirujana y se llevará a cabo una primera cura de la sutura quirúrgica. 

Lifting Facial & Cervical

Para la realización de un lifting facial generalmente se requerirá exclusivamente anestesia local y en ocasiones sedación, dependiendo de las necesidades de la paciente, puesto que nuestro objetivo es adecuarnos a ti y a tus requerimientos. El procedimiento consiste en despegar la piel de la cara a nivel centrofacial accediendo a esa área por medio de una pequeña incisión en la zona preauricular, estirar la piel, fijarla a planos profundos y cortar la piel sobrante antes de suturar nuevamente la zona de la incisión. La cicatriz quedará totalmente oculta a nivel preauricular siendo imperceptible una vez concluya el proceso de cicatrización.

En el caso del lifting cervical con el que tratamos el descolgamiento del cuello la intervención consiste en despegar la piel cervical accediendo a la zona por medio de una incisión a nivel retroauricular y perpendicular a la misma introduciéndonos en la zona pilosa occipital. 

Flacidez

Se estira la piel del cuello y submandibular, fijándola a los planos profundos y retirando la piel sobrante antes de suturar nuevamente la zona de la incisión que quedará totalmente oculta tras las orejas y en la zona occipital. La duración de ambos es variable, de 2 a 3 horas aproximadamente. 

Lifting Facial Cuello

Lifting Frontal o de Cejas

El lifting frontal, también llamado elevación de cejas, es quizá menos conocido que los anteriores pero no por ello menos espectacular. Se trata de una intervención menor con anestesia local que puede durar aproximadamente unos 90 minutos y consiste en eliminar la piel frontal sobrante para conseguir la elevación de las cejas y la disminución de la arruga fina frontal, ocultando la cicatriz en la zona parietal del cuero cabelludo. Por la localización de la sutura, ésta resulta del todo imperceptible, quedando oculta bajo el cabello. 

Elevar las cejas nos permite despertar la mirada, rejuvenecerla e imprimir una mayor personalidad a esas cejas que han quedado decaídas por el paso de los años. Hay que tener en cuenta que las cejas son el marco de nuestros ojos, el complemento que necesitan y con el que debemos crear una coherencia estética. 

Blefaro Superior

Con esta pequeña intervención en un par de semanas podrás hacer vida totalmente normal, eso sí, ten en cuenta que seguir al pie de la letra las intrusiones sobre los cuidados postoperatorios es muy importante. Durante los primeros días tras la operación tendrás que hacer reposo relativo y llevar unos vendajes específicos para comprimir y sujetar correctamente la zona.

Lifting Cejas
Menú