Tratamiento Antiflacidez en Clínica dermatológica Eguren

Flacidez

Con el paso de los años nuestra piel deja de producir colágeno y elastina al mismo ritmo que lo hacía antes. Además, la grasa localizada en las mejillas se pierde parcialmente, se desplaza hacia abajo por el efecto de la gravedad y los ligamentos de sostén de la cara se vuelven más laxos. Todo ello forma parte del proceso de envejecimiento que hace aparecer las arrugas, la flacidez y la laxitud.

Para combatir la flacidez necesitamos estimular la formación de colágenoy así revertir parcialmente los efectos del proceso de envejecimiento. Para conseguirlo en Clínica Eguren utilizamos procedimientos como la colocación de hilos tensores y los rellenos de hidroxiapatita cálcica. Ambos indicados para pieles maduras y para aquellas mujeres que no quieran pasar por quirófano y opten por un tratamiento menos definitivo. Como siempre, la idoneidad de cada tratamiento dependerá de la valoración incial realizada por el dermatológo. Nuestro objetivo es rejuvenecer el aspecto del rostro de forma favorecedora pero sobre todo natural.

Flacidez

Tratamientos contra la Flacidez

1. Hilos Tensores

Los hilos tensores son filamentos del grosor de un cabello que se introducen a nivel dérmico con una aguja guía. Los hilos tensores suelen estar hechos de polidioxanona, un material biocompatible y reabsorbible que no produce alergias. Logran producir un efecto tensor inmediato y estimulan la producción de colágeno, por lo que los resultados serán más evidentes pasadas 5-6 semanas y duran unos 12 meses.

2. Rellenos de Hidroxiapatita Cálcica

Los rellenos de hidroxiapatita cálcica, el principal y más conocido es el Radiesse®, además de dar volumen inducen la formación de colágeno con lo que mejoran la flacidez produciendo un efecto lifting totalmente natural. El resultado de voluminización los observarás de forma inmediata, en cambio el efecto tensor comenzarás a notarlo a las 5-6 semanas y durará aproximadamente 1 año.

Ambos tratamientos son procedimientos mínimamente invasivos, seguros, bien tolerados y con pocos efectos secundarios. Se realiza en consulta en unos 20 minutos. Para evitar las molestias de la inyección utilizamos anestesia local o en crema y frío local. Inmediatamente después de la realización de la técnica se puede hacer una vida normal.

Cuando se requiere, los tratamientos inductores de colágeno pueden combinarse con otros tratamientos como la inyección de toxina botulínica o los rellenos de ácido hialurónico. De hecho, generalmente lo recomendamos porque el efecto de rejuvenecimiento será más completo y natural.

Hilos Tensores
Radiesse
Menú