Tratamiento para el acné

Si estás leyendo esta página no es por casualidad, es porque SUFRES ACNÉ y BUSCAS SOLUCIONES. Voy a proponerte algo atrevido, imagina por un momento cómo crees que mejorará tu vida sin acné. ¿Ya? ¿Tan rápido? No, imagínatelo con todo detalle: “saldré a la calle sin maquillar, sin estar pendiente de mis granos, no me miraré continuamente en el espejo, me peinaré como quiera dejando la cara visible…” Ahora sí. Bien, llegar a todo eso que imaginas es mi objetivo. Por eso te pido que no dejes para mañana lo que puedas hacer hoy, ven y vamos a ponernos manos a la obra para que tu piel deje de ser un problema y se convierta en tu mejor carta de presentación.

Necesito que confiemos la una en la otra así que voy a empezar contándote mi historia con el acné. Con unos 12 años empezaron a aparecer los primeros granitos en la frente. Ya entonces mi madre me llevó al dermatólogo que me puso tratamiento con cremas. Con los años fue cada vez peor y me mandaron otras cremas, antibióticos, más antibióticos, anticonceptivos y otra vez antibióticos. Yo era constante, metódica, jamás me saltaba la pauta pero el acné hacía lo que quería. A veces mejoraba, otras empeoraba y yo mientras sufría con cada uno de aquellos dichosos granos. Aún hoy recuerdo con angustia, cómo me miraba en el espejo deseando e imaginando una piel lisa. A todo esto, ya empezaban a aparecer las marcas, claro. Al llegar a la Universidad no estaba bien, pero tampoco tan mal. Por supuesto, visité nuevos dermatólogos y bueno, más de los mismo, cremas y antibióticos. Con 28 años, durante la residencia de Dermatología, tuve un nuevo brote y ya no pude más. La suerte (o tal vez no fuera solo suerte) quiso que fuera dermatóloga así que decidí tratarme a mí misma y así, por fin, llegué a esa piel soñada. Y ahora pienso ¿para qué tantos años de sufrimiento? Si alguien hubiera dado con la solución antes me habría ahorrado tantos llantos…

¿Te suena esta historia? Si es así, quiero ayudarte y quiero hacerlo lo antes posible. Por dos razones: para que dejes de sufrir por algo que tiene solución y para que no te queden marcas o las menos posibles (que luego son muy latosas y costosas de eliminar). Así que, ya sabes, no dejes para mañana lo que puedes tratar hoy.

Mi prioridad, tu vida sin acné

Tratamiento para el acné

He dedicado los últimos años de mi vida profesional a tratar multitud de pacientes que, como tú, sufren acné. Como suele ocurrir, cuanto más te especializas en algo, más complejo e interesante te parece. Es lo que me ocurre a mí con el acné. Creo que debemos comprender bien esta patología y sus causas, distinguir si es un acné vulgar o un acné del adulto y poner sobre la mesa todas las posibilidades de tratamiento. Y es que muchas veces, como me ocurrió a mí como paciente, solo nos dan una o dos opciones y si no funciona ¡¡la repiten!! En ocasiones necesitamos salir del sota, caballo y rey y valorar otras opciones (tal vez menos conocidas) para lograr controlar acnés más rebeldes o con un trastorno hormonal de base.

Para empezar, voy a hacerte un repaso rápido de las opciones de tratamiento de las que disponemos con sus ventajas y desventajas. En consulta las repasaremos de nuevo y juntas valoraremos qué opción de tratamiento es mejor en tu caso.

Tratamientos tópicos (geles y cremas)

Existe una gran variedad de tratamientos tópicos. Hay que diferenciar entre los cosméticos y las cremas con medicamento.

Ventajas

Son la base de los tratamientos para el acné y los más usados. En casos de acné leve solo con un tratamiento tópico podemos lograr controlarlo y en las formas moderadas o severas nos servirá como complemento a otros tratamientos. Utilizar las cremas y geles adecuados es fundamental para controlar el acné y nos puede ayudar a tratar las marcas. 

Inconvenientes

En muchos casos el uso del tratamiento tópico, por sí solo, no va a ser suficientemente eficaz como para llegar a controlar el acné. Además, el uso de productos tópicos inadecuados puede llegar a empeorarlo.

tratamiento acne egurenTratamiento Kleresca

Antibióticos orales

Antibióticos orales

Ciertos antibióticos como tetraciclinas, clindamicina, azitromicina, se utilizan para tratar el acné durante periodos de mes y medio a tres meses. Se administran no por su efecto antibacteriano, sino por su efecto antiinflamatorio.

Ventajas

Los antibióticos son eficaces en acné leve y moderado con lesiones inflamatorias (granos rojos). Van muy dirigidos a la piel y generalmente no tienen los efectos secundarios que pueden tener otros antibióticos de amplio espectro.

Inconvenientes

Las tetraciclinas pueden producir ciertos efectos secundarios que habrá que tener en cuenta e intentar minimizar (molestias gástricas, reacciones tras exposición al sol). No se pueden administrar en mujeres embarazadas, ni en niños menores de 8 años. 

tratamiento acné

Los antibióticos no suelen ser suficientemente eficaces en acné moderado-severo y también tienen peor respuesta en acné adulto. Una vez finalizado el tratamiento es frecuente que vuelvan a aparecer los granos pues no tienen un efecto definitivo.

Tratamientos antiandrogénicos

Los tratamientos antiandrogénicos son otra opción de tratamiento para el acné en mujeres. Debo recordar que el acné siempre tiene una causa hormonal, aunque hay otros factores que pueden empeorarlo (tabaco, alcohol, dieta, manipularse los granos, uso de cosméticos o maquillajes inadecuados…). En mujeres adultas con acné es importante descartar que haya un hiperandrogenismo de base (un aumento de las hormonas androgénicas, que son las hormonas masculinas) pues generalmente ahí está la causa del acné. El hiperandrogenismo puede producir además del acné: caída de pelo, aparición de vello en cara y zona del abdomen, menstruaciones irregulares… En ocasiones solicitaremos una analítica con perfil hormonal, pero es importante saber que, aunque los niveles hormonales sean normales, eso no descarta que exista un hiperandrogenismo. Sois muchas las que venís a consulta contando que os han dicho que las hormonas están bien y luego veo que tenéis un hiperandrogenismo que hay que tratar.

Ventajas

En los casos en los que exista un hiperandrogenismo, un tratamiento de este tipo será clave para el control del acné. Dentro de los tratamientos antiandrogénicos tenemos anticonceptivos y otros medicamentos no hormonales como la espironolactona o la metformina. De los anticonceptivos no nos vale cualquiera, pues hay anticonceptivos con efecto proandrogénico que empeoran el acné. Debemos elegir uno de los nuevos anticonceptivos (también llamados minipíldoras, por la baja dosis de estrógenos que contienen) con efecto antiandrógeno.

Inconvenientes

Las nuevas minipíldoras son más seguras y con menos efectos secundarios que los antiguos anticonceptivos. Aún así se desaconsejan en mujeres con antecedentes de cáncer de mama o trombosis. Hay que recordar que el riesgo de aparición de efectos secundarios es mayor durante el primer año y superado ese periodo es raro que aparezcan, a no ser que se interrumpa y se reinicie el tratamiento.

La espironolactona es un diurético suave con buen efecto antiandrogénico y escasos efectos secundarios. El más frecuente es que altere la menstruación. La metformina es un antidiabético oral con un efecto antiandrógeno más suave y especialmente indicado en pacientes con alteraciones metabólicas (tendencia al sobrepeso, aumento de colesterol, aumento de glucosa…). El efecto secundario más frecuente y limitante es la aparición de diarrea.

Isotretinoína (Roacutan®)

La isotretinoína es un derivado sintético de la vitamina A. Se trata de una tratamiento que se administra vía oral mediante la ingesta diaria de pastillas. Lo empleamos en acnés moderados y severos.

Ventajas

Ha demostrado ser el tratamiento oral anti-acné más eficaz. A pesar de sus efectos secundarios, los dermatólogos consideramos que, bajo las medidas de control adecuadas es un tratamiento seguro. Además, hay que tener en cuenta que hace tres décadas, cuando comenzamos a utilizarlo, se administraba únicamente en acnés muy severos y a dosis altas, con lo cual tenía muchos efectos secundarios y ahí ganó su mala fama. Hoy en día, tendemos a utilizarlo a dosis mucho más bajas, en algunos casos incluso mini-dosis de mantenimiento, con lo cual, disminuyen mucho sus riesgos

Inconvenientes

La isotretinoína se ha ganado cierta mala fama debido a los efectos secundarios que puede tener. Su principal efecto adverso es la aparición de sequedad, especialmente en los labios. Esto se controla hidratando adecuadamente la piel y los labios y protegiéndose del sol para evitar quemarse. Al inicio y durante el tratamiento realizamos analíticas de sangre para controlar la función del hígado y el colesterol. Durante el tratamiento se recomienda no beber alcohol. El efecto secundario más grave es la aparición de malformaciones fetales, si lo toma una mujer durante el embarazo. Por ello, es muy importante que las mujeres en tratamiento con isotretinoína eviten quedarse embarazadas durante el tratamiento y hasta 1 mes después.

Combinación única de Clínica Eguren para el tratamiento del acné: Kleresca® + ZO Skin Health

Esta combinación de tratamiento para el acné es una auténtica innovación. Kleresca® es el nombre de una novedosa terapia biofotónica. Se trata de una técnica de conversión de luz que estimula a nivel celular los mecanismos de reparación de la piel. De esta manera, al mismo tiempo que trata la afección acneica, estimula la producción de colágeno, lo cual hará mejorar las marcas. El número total de sesiones lo establecemos en función de la gravedad y evolución del paciente. 

Por otro lado, ZO Skin Health es una línea de cosmética médica altamente eficaz que se vende únicamente en centros médicos especializados. ZO Skin Health se basa en el uso exclusivo de principios activos de probada evidencia científica utilizados a muy alta concentración y vehiculizados en fórmulas y sistemas de liberación únicos.

tratamiento acne eguren
tratamiento para el acne zo skin

Ventajas

La combinación de Kleresca® + ZO Skin Health ha sido muy eficaz en la mayoría de los pacientes que hemos tratado, consiguiendo no solo controlar el acné sino también mejorar las marcas. La mejoría se mantiene meses después de finalizar el tratamiento. Es una combinación muy segura y no se han descrito efectos secundarios graves. No requiere controles analíticos antes ni durante el tratamiento. Puede ser una alternativa ideal para pacientes que no pueden o no quieren realizar tratamientos orales.

El número de sesiones de Kleresca® lo establecemos en función de la gravedad del acné y las cicatrices, con un máximo de 12 sesiones. Cada sesión dura 9 minutos y al finalizar el paciente puede reincorporarse de forma inmediata a su vida normal. Los pacientes que lo han probado describen que las sesiones son agradables, notan una sensación de calor sin molestia ni dolor.

kleresca tratamieto acne

Los productos de ZO Skin Health, que se compran en la propia consulta médica, los utiliza el paciente en casa. Con ellos reforzamos el efecto de Kleresca®, tanto en el tratamiento del acné, como de las marcas y posteriormente se utilizan de mantenimiento.

Otra de las ventajas de esta combinación es que podemos añadir tratamiento oral si el paciente no requiere, pues es totalmente compatible.

Inconvenientes

La combinación Kleresca® + ZO Skin Health de Clínica Eguren es un tratamiento muy seguro, eficaz y con resultados duraderos para conseguir nuestro objetivo: una piel sana y bonita. Por ello, apenas presenta inconvenientes y se ha convertido en una opción de tratamiento ideal para pacientes con acné.

¿Ha llegado el momento de lograr tu piel soñada?

SOLICITA MÁS INFORMACIÓN

Nombre (requerido)

Correo electrónico (requerido)

Teléfono (requerido)

Mensaje (requerido)

He leído y acepto el Aviso Legal

Los productos de ZO Skin Health únicamente pueden comprarse tras una valoración y prescripción médica. Puedes comprarlos directamente en nuestra clínica o hacerlo online a través de ClinicStore. Para adquirir el producto online deberás tener el código proporcionado por la clínica. 

Ya dispongo de código