Revitalizacion facial

Revitalización facial

Los tratamientos de revitalización facial son aquellos procedimientos que estimulan la piel y nos ayudan a lograr que ésta luzca más hidratada, tersa, luminosa y rejuvenecida. Nos referimos al Microneedling, la Mesoterapia Facial y el PRP (Plasma Rico en Plaquetas). Todos ellos, procedimientos mínimamente invasivos, seguros, bien tolerados y con pocos efectos secundarios. Se realizan en consulta en unos 20 minutos y permiten una reincorporación inmediata a tu rutina diaria. Para evitar las molestias de la inyección, utilizamos crema anestésica y frío local.

Cuando se requiere, los tratamientos de revitalización facial pueden combinarse entre ellos o con otros procedimientos como la inyección de toxina botulínica o rellenos. De hecho, generalmente lo recomendamos porque el efecto de rejuvenecimiento es de ese modo más completo y natural. No obstante siempre es necesaria una valoración individualizada de cada caso y un diseño de tratamiento personalizado.

Plasma rico en plaquetas

Tratamientos para la Revitalización Facial

1. Microneedling

Microneedling es un término anglosajón que podríamos traducir como micropunción. Se trata de un procedimiento en el que se realizan numerosos microcanales en la superficie de la piel utilizando un aparato como el Skinpen, que es del tamaño de un lápiz o una pluma y contiene minúsculas microagujas. El aparato nos permite calcular la profundidad a la que queremos que entren las agujitas. A mayor profundidad lograremos una mayor estimulación cutánea.

2. Mesoterapia Facial

Es una técnica que emplea microinyecciones de un cóctel de ácido hialurónico, vitaminas, aminoácidos y antioxidantes. Podemos realizar varias sesiones cada 2-4 semanas para aumentar los resultados.

3. PRP (Plasma Rico en Plaquetas)

Se trata de un procedimiento sencillo en el que inyectamos el plasma rico en plaquetas de tu propia sangre. Al llegar a la clínica te extraemos una pequeña cantidad de sangre, como cuando te haces una analítica. A continuación, centrifugamos en un aparato diseñado para ello. Lo que conseguimos al centrifugar la sangre es que se separen los diferentes componentes de la misma. Nos quedamos con la parte rica en plaquetas y ésa es la que aplicamos mediante microinyecciones.

Las plaquetas liberan grandes cantidades de factores de crecimiento que estimulan la producción de colágeno consiguiendo iluminar y rejuvenecer la piel. Solemos recomendar repetir el tratamiento cada 3-4 meses para obtener mejores resultados. Verás mejorar la calidad y textura de la piel de una forma muy natural. El PRP puede ser especialmente beneficioso en cicatrices recientes pues acelera la regeneración de los tejidos.

Microneedling
Plasma rico en plaquetas
Skin Pen
Menú