Cirugia Mohs

Cirugía de Mohs

La incidencia del carcinoma basocelular es muy elevada, siendo éste el tumor maligno más frecuente del ser humano con un pronóstico muy bueno si se diagnostica y trata correctamente. En España se detectan alrededor de 4.000 nuevos casos de carcinoma basocelular al año, pudiendo afectar a cualquier persona de cualquier edad, aunque es más común en mayores de 50 años, personas sometidas a una prolongada exposición al sol sin protección y en personas de piel, ojos y pelo de colores claros. Aunque también puede producirse en quienes no reúne estos factores de riesgo.

En clínica Eguren llevo a cabo la Cirugía Micrográfica de Mohs, una técnica quirúrgica totalmente novedosa para el tratamiento del carcinoma basocelular. Es el mejor procedimiento para quitar el tumor de forma segura y obteniendo la mejor respuesta oncológica y estética.

La Cirugía Micrográfica de Mohs es una técnica eficaz y súper puntera que ha teniendo un gran desarrollo en España a lo largo de las últimas décadas.

Caso Mohs

Esta cirugía consigue entre el 97% y 99% de curación del cáncer de piel no melanoma, fundamentalmente el carcinoma basocelular. En EEUU el 30% de los carcinomas cutáneos se tratan de esta manera, siendo una técnica muy implantada así mismo en Reino Unido y en Australia.

La Cirugía Micrográfica de Mohs fue creada en el año 1930 por el cirujano Fredrick E. Mohs. Con ella se controla la extirpación del tumor microscópicamente y topográficamente, de manera que el paciente permanece en el quirófano mientras se estudia por microscopio el tejido extirpado. Con esto conseguimos quitar únicamente el tejido donde está localizado el tumor, salvando el tejido sano y asegurando la extirpación total del tumor antes de reconstruir el defecto creado por la retirada del mismo.

La Cirugía de Mohs es relativamente costosa comparada con otras modalidades quirúrgicas, pero puesto que la localización más frecuente de estos tumores es la zona facial, zona que estamos exponiendo continuamente a los demás y lo que es más importante, a nosotros mismos; es de vital importancia quitar la mínima cantidad de piel a la hora de tratar el carcinoma basocelular y esto solo es posible con la Cirugía Micrográfica de Mohs.

¿Cuándo realizamos la Cirugía Micrográfica de Mohs en un carcinoma basocelular?

  1. En sitios anatómicos de alto riesgo (donde el carcinoma basocelular tiene tendencia a infiltrar más allá de lo que se puede valorar a simple vista)  Constituye la llamada zona “H” o “máscara” y cuero cabelludo, corresponden a las alas nasales, septum nasal, cantos oculares mediales y laterales, segmentos pre y retroauriculares, filtrum y bermellón de los labios. Otras localizaciones como los miembros inferiores, genitales, mucosas, dedos de manos y pies y unidad ungueal.
  2. Cuando el tamaño de los tumores es de más de 2 cm en el cuerpo o de más de 1 cm en  la cara y tumores de cualquier tamaño localizados en la zona “H”.
  3. Cuando la histología es de alto riesgo: tumores con patrón de crecimiento infiltrativo, tumores de subtipo histológico agresivo: CBC micronodular, CBC esclerodermiforme, CBC metatípico, tumores con invasión perineural, y tumores cutáneos con alta probabilidad de recidiva.
  4. En aquellos tumores con márgenes clínicos mal definidos.
  5. En recidivas tumorales.
  6. Cuando la resección ha sido incompleta por cirugía convencional con borde profundo afecto o borde lateral afecto con subtipo histológico agresivo.
  7. Otros tumores cutáneos, pero con una modalidad de la técnica (el “slow Mohs) el carcinoma epidermoide, léntigo maligno melanoma, fibroxantoma atípico y dermatofibrosarcoma protuberans

¿Cómo realizamos la Cirugía Micrográfica de Mohs en Clínica Eguren?

He estado formándome en esta técnica desde hace 10 años, primero en el Instituto Valenciano Oncológico, con los grandes profesionales que forman el equipo de Dermatología y Cirugía Oncológica Dermatológica, centro en el que tenían la técnica muy bien establecida y protocolizada, y siendo de referencia en toda la cuenca del Mediterráneo. Más adelante comencé a realizar la Cirugía Micrográfica de Mohs en el Hospital General Universitario Gregorio Marañón, simultáneamente con el Hospital de la Zarzuela. Hace seis años, comencé a realizar la técnica en el Hospital Universitario Infanta Leonor, en el que trabajo a día de hoy, siendo la encargada de la Cirugía Oncológica y la Cirugía Micrográfica de Mohs.

Esta cirugía se realiza de una forma especial. Requiere de mi experiencia oncológica, quirúrgica y reconstructiva, pero también de la experiencia del anatomopatólogo que trabaja en Clínica Eguren, es un trabajo en equipo en el que el tándem dermatólogo/anatomopatólogo comparten tareas para ofrecerte un resultado oncológico excelente.

Sin duda, la cirugía oncológica, junto con la cirugía reconstructiva, son mi ilusión y mi pasión. Es cierto que la cirugía oncológica convencional, en muchos casos, en tumores pequeños, bien definidos en distintas zonas del cuerpo (no incluiríamos la zona facial, manos, pies y genitales) sería la indicada; pero los resultados no son tan exactos y no se ahorra tanto tejido sano como con la Cirugía de Mohs.

Dra. Natividad Cano_ Responsable de la Unidad de Cirugía Oncológica de Clínica Eguren

Menú