Demodex descubre cómo puede afectar a tu piel y su solución

Demodex, descubre cómo puede afectar a tu piel

Si vives en comunidad, entenderás a la perfección la siguiente analogía: Digamos que el Demodex es como ese vecino que, a pesar de vivir en la puerta del lado, resulta ser un absoluto desconocido. Como ocurre con el vecino misterioso, el Demodex está muy cerca, de hecho, es un habitante de nuestra microbiota cutánea. A pesar de su proximidad, en general, se sabe poco de él y pasa muchas veces desapercibido. Sin embargo, suele tener mucho que ver con los cuadros de rosácea. ¡A que ahora ya te parece mucho más interesante!

Identificando al ácaro sospechoso

Empecemos por el principio. Pongámosle apellido y forma a este bichito:

El Demodex Folliculorum es un ácaro diminuto con pinta de gusano extraterrestre.

Creednos cuando decimos que mirarle de cerca no resulta para nada agradable. Stephen King pudo basarse en él para su novela “El cazador de sueños”. Bromas a parte, hay que destacar que su presencia en nuestra piel es normal y esperable. Vive de forma habitual en el interior de nuestros folículos pilosos donde encuentra su alimento favorito, la grasa secretada por las glándulas sebáceas. 

Tiene un ciclo de vida de unos 15 días en los que pasa de huevo a larva, llegando a los 0.4mm de longitud cuando alcanza su forma adulta. Como veis, es realmente pequeño y no por ello menos dañino. Se desplaza con cuatro pares de patas con garras, que erosionan las superficies a las que se fijan. Ese rozamiento explica la sensación de irritación sobre todo en la zona de las mejillas, la nariz y la frente. No olvidemos que son esas las áreas con mayor número de glándulas sebáceas y de mayor producción de sebo.  

Factores que favorecen el sobrecrecimiento del Demodex

Seguro que ya intuyes por donde van los tiros. Imagina qué pasaría si por algún motivo, la glándula se pusiera a producir más sebo del deseable. Pues que nuestro amigo el Demodex tendría servido un menú tres Estrellas Michelin que haría sobrecrecer su población y oh, problema, luces de alarma, sirenas y demás artilugios luminosos. ¡Colapso! Bueno, no, no es cuestión de ponernos dramáticas, pero desde luego la cosa huele a disfunción y a alteración cutánea

Aunque las pieles grasas son las más afectadas por este parásito, también existen otros factores que pueden hacer que el Demodex se multiplique como si de “los panes y los peces” se tratara:

  1. La toma de inmunosupresores a nivel sistémico
  2. El uso de corticoides tópicos
  3. El uso de inhibidores de calcineurina
  4. Las rutinas de higiene inadecuadas
  5. El uso excesivo de maquillaje

En qué basamos el diagnóstico

El Demodex vive anidado a la parte alta del folículo piloso, dejando cabeza y cuerpo en el interior del mismo y asomando por fuera la colita.

Así que uno de los signos visibles más evidentes de su presencia en la piel son unos minúsculos puntos blanquecinos perceptibles al tacto que son nada más y nada menos que las mencionadas colas.

Demodecidosis en la piel
Sobre estas líneas, tenemos dos casos de demodecidosis en los que se observa inflamación crónica difusa y una fina espiculación blanquecina que corresponden a las colas del Demodex metido en el folículo.

También puede realizarse una biopsia superficial para confirmar la sospecha vía analítica o haciendo un raspado y mirando a través del microscopio, pero no suele ser necesario. La clínica rara vez engaña.

Pero qué más signos de la presencia del Demodex podemos tener en cuenta:

  1. Las pieles con Demodex presentan una gran sensibilización
  2. Sienten una irritación incómoda con la exposición solar y en ambientes cálidos
  3. Tienen la función barrera completamente debilitada
  4. Presentan eritema persistente asimétrico
  5. Presentan pequeños granitos rojos
  6. Pueden presentan flushings

Por todo ello, es fácil relacionar a este bichito con patologías como el acné o la rosácea. Pero, ¡ojo! porque no siempre van de la mano. El Demodex también puede actuar en solitario. Cuando esto ocurre, estamos ante una Demodecidosis, una enfermedad a parte que nada tiene que ver con el acné o la rosácea.

Armas terapéuticas contra el Demodex

  • Nuestro primer recurso son los fármacos antiparasitarios como la permetrina o la ivermectina, ambas administradas en forma de crema. Es cierto que próximamente llegará a España también la ivermectina oral, en forma de pastillas. Pero hasta que eso ocurra, únicamente disponemos de formatos tópicos.
  • Más allá de la farmacología, una de las claves está en la incorporación de una correcta rutina de higiene y exfoliación. Sobre la limpieza no parece haber ninguna duda. Ésta nos permite limpiar el poro y desobstruir la grasa acumulada que sirve de alimento al ácaro. 
  • Pero qué hay de la exfoliación. Este es un tema mucho más controvertido. En general existe cierta tendencia a descartar la exfoliación en casos de pieles sensibilizadas. Ocurre con la rosácea y también con los cuadros de Demodecidosis.

Sin embargo, nosotras sostenemos que con el producto adecuado y la frecuencia e intensidad indicada, la exfoliación es una de nuestras mejores aliadas. 

  • También pueden ser muy beneficiosos tratamientos como el Hydrafacial que mediante la aparatología nos permite realizar una extracción profunda de la suciedad del poro con unos resultados espectaculares.
tratamiento Demodex
Paciente joven que refería aparición hacía 2 años de piel sensible, intolerable y reactiva con brotes de lesiones inflamatorias en mejillas. Presentaba un cuadro de demodecidosis que logramos controlar en pocas semanas con la resolución de las lesiones y restaurando una función barrera normalizada.

Una solución eficaz a tu problema de piel

El camino hacia una piel sana y por lo tanto bonita, pasa por el conocimiento científico y la experiencia clínica. Las alteraciones cutáneas provocan reacciones en cadena que a menudo hacen que tu piel presente un cuadro complejo y difuso. Es esencial depositar la responsabilidad del diagnóstico en la persona que más sabe de la piel, el dermatólogo.

Solo de esta forma podrás saber cuál es el problema de base, qué lo está desencadenando, cuáles son los tratamientos realmente efectivos que existen y sobre todo cómo deben combinarse para obtener los mejores resultados de la forma más rápida y perdurable.

En Clínica Eguren vivimos cada caso como un reto apasionante. Aunamos medicina y estética para poder hacer un abordaje 360º de tu piel y tratar de forma simultánea la sintomatología y las causas subyacentes. ¿Te animas?

button

4 Comentarios. Dejar nuevo

  • Buenas tardes, tengo rosacea y me gustaría tener un diagnóstico, con la doctora Eguren.
    Me gustaría saber si trabajan con Adeslas.

    Responder
    • Clínica Eguren
      marzo 17, 2021 10:18 am

      Buenos días Madián,
      En Clínica Eguren estamos especializados en el tratamiento de la rosácea. No trabajamos con aseguradoras. Para poder pedir cita e informarte puedes llamar al 630743800. En nuestra página web, no obstante, dispones de toda la información de tarifas y funcionamiento de la consulta tanto presencial como online. ¡Un saludo!

      Responder
  • Hola, me ha encantado el artículo. No sabía nada sobre el tema y me ha parecido muy interesante

    Responder
    • Clínica Eguren
      marzo 17, 2021 12:53 pm

      Buenos días Jose,
      Muchas gracias. Nos alegra poder aportar valor a través de nuestro trabajo. ¡Un saludo!

      Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú