¿Podemos curar la rosácea?

¿Sabías que los últimos estudios calculan que hay aproximadamente 415 millones de personas que sufren rosácea en todo el mundo? Y a pesar de ello sigue habiendo muchas dudas, falsos mitos y desconocimiento sobre esta afección cutánea. Desde Clínica Eguren, tu clínica dermatológica en Madrid, te ayudamos a aclarar conceptos, disipar miedos e incertidumbres sobre el tratamiento contra la rosácea. ¿Te parece?

Primero, no estás sola, ya ves que es una afección muy frecuente. Segundo, sabemos cuánto te afecta. Aunque no sea una enfermedad grave condiciona y mucho a quien la padece: temes ponerte como un tomate en cualquier momento, te miras al espejo con tristeza viendo esos granos rojos, ninguna crema te sienta bien y todo te irrita, tienes que utilizar maquillaje, aunque no quieras, para disimular los granos y la rojez… Tercero, necesitas entender bien qué es la rosácea y qué opciones de tratamiento tenemos para controlarla hasta que desaparezca. Por tanto, ¿la rosácea se cura? Desde luego que sí podemos y debemos controlarla, lo cual no implica que en el futuro pueda aparecer algún brote, pero lo trataremos y controlaremos también. Por lo tanto, arriba ese ánimo y vamos a por ello.

¿Por qué aparece la rosácea?

La rosácea es una patología muy común especialmente en mujeres de piel clara y entre los 30 y los 50 años de edad. Aunque se desconoce la causa exacta sabemos que hay varios factores implicados en su aparición:

  • Exceso de grasa y un aumento del tamaño de las glándulas que la producen.
  • Los vasos sanguíneos son más reactivos y están permanentemente más dilatados de lo normal.
  • Se deteriora la función barrera de la piel apareciendo una piel sensible y reactiva.
  • Presencia de mayor cantidad de Demodex, un ácaro que tenemos de forma normal en la piel.

¿Cómo diagnosticamos la rosácea?

dermatología clínica cristina egurenLa rosácea la diagnosticamos clínicamente, por lo general no hacen falta pruebas ni biopsias. Notarás la piel más roja, como con chapetas en la zona de las mejillas y la nariz, y te podrán llegar a aparecer granitos rojos o con pus. En la zona de las mejillas y la nariz podrán verse pequeños vasos dilatados, es lo que llamamos telangiectasias. Tendrás una piel sensible que se pondrá aún más roja o se irritará con los cambios de temperatura, la exposición directa al aire frío o caliente, cuando te ruborizas, al comer comidas calientes o picantes, al beber alcohol… En algunos casos también podrás notar que tienes los ojos rojos e irritados y puede tener relación con la rosácea. Por último, aunque esto es más frecuente en hombres con rosáceas ya muy avanzadas, podrás notar la nariz roja, abultada e incluso deformada.

Sobre el tratamiento contra la rosácea

Llegamos a la parte más interesante, vamos a ponernos manos a la obra. ¿De qué herramientas disponemos? ¿Cómo las utilizamos? A la hora de recurrir a un tratamiento contra la rosácea lo más eficaz suele ser combinar varios tratamientos y así atacar la afección desde distintos puntos. Deberemos tener en cuenta el tipo de rosácea que presentas, el grado de severidad, la presencia o no de ciertos síntomas asociados, si estás embarazada o quieres estarlo próximamente, etc.

El tratamiento de la rosácea evalúa varios síntomas y se compone de cuatro escalones.

Para que sea muy gráfico me gusta explicar el tratamiento de la rosácea como una escalera de 4 escalones:

Primer escalón: tratamientos tópicos

El tratamiento tópico más eficaz es SoolantraR, una crema con ivermectina que se aplica una vez al día por la noche y es capaz de disminuir la cantidad de Demodex presente en la piel.

Además, prácticamente en todos los casos, deberemos utilizar cosméticos que nos ayuden a reforzar la función barrera que está tan alterada. Si empezamos a utilizar dosis bajas de retinol los resultados pueden ser espectaculares.

Segundo escalón: antibióticos orales

Utilizamos antibióticos como las tetraciclinas o la azitromicina que nos ayudan a bajar la inflamación, es decir, parte de la rojez y sobre todo los granos rojos y espinillas blancas. Hay que tener en cuenta que pueden ayudarnos a controlar el brote, pero dado que no producen ningún cambio definitivo, tampoco su efecto es definitivo.

​Tercer escalón: isotretinoína a dosis bajas

Sí, amigas, el Roacutan® (isotretinoína, aunque ya no se vende con ese nombre comercial) es uno de los tratamientos más eficaces para la rosácea y lo utilizamos en casos graves o cuando fallan los tratamientos previos. La isotretinoína reduce el tamaño de la glándula, disminuye el exceso de producción de grasa y baja la inflamación. Al utilizarse a dosis bajas sus efectos secundarios son mínimos. Eso sí, habrá que evitarlo en mujeres embarazadas o que busquen embarazo.

Cuarto escalón: tratamientos de luz

Dentro de este escalón terapéutico tenemos la luz intensa pulsada (IPL por sus siglas en inglés) y los láseres vasculares (colorante pulsado, KTP) para tratar la rojez y los vasos dilatados. En casos de rinofima avanzada el láser CO2 será la mejor alternativa.

A la terapia biofotónica de Kleresca también la incluyo en este escalón por tratarse de un tratamiento realizado con luz, aunque no es nada parecido a un láser o IPL.

Los tratamientos de luz son el último escalón en el tratamiento de la rosácea.

Kleresca: la nueva alternativa de tratamiento contra la rosácea

tratamiento acne eguren

La terapia biofotónica es un nuevo y revolucionario tratamiento que empezamos a utilizar en acné y rejuvenecimiento y desde hace unos meses también en rosácea. El tratamiento consiste en la aplicación de un gel en toda la zona a tratar, toda la cara, por ejemplo. A continuación, se encienden unas lámparas que se colocan a 5cm de distancia. El gel aplicado actúa de fotoconversor transformando la luz de la lámpara en luz fluorescente, que es la que actúa en la piel. La sesión dura 9 minutos y se recomienda realizar una sesión por semana durante 4-6 semanas. En casos de rosáceas graves o en las que buscamos una mejoría más rápida realizamos sesiones dobles (2 sesiones seguidas de 9 minutos cada una).

¿Cómo actúa Kleresca rosácea?

  • Disminuye la inflamación, de modo que se reduce la presencia de granitos (pápulas y pústulas).
  • Modula la microvascularización, reduciendo el enrojecimiento y rubor de la piel.
  • Normaliza la función de las células de la piel de tal manera que disminuye el nivel general de estrés en la piel, lo que a su vez reduce la sensación de ardor y escozor.
  • Induce una respuesta de reparación que mejora la calidad de la piel en general.

Kleresca tiene bastantes ventajas que pueden resultarte interesantes. Es un tratamiento no invasivo, indoloro y cómodo. Además, es un procedimiento seguro y sin efectos secundarios importantes (como mucho puedes observar la aparición de un falso bronceado que desaparecerá en horas), mejora de manera efectiva la rosácea y la calidad de la piel en general. Y por último, pero nos menos importante, tras la sesión de Kleresca podrás retomar tus actividades habituales de manera inmediata.

El estilo de vida también cuenta

¿Podemos con nuestro estilo de vida influir en el tratamiento contra la rosácea? Sí, pues hay determinados hábitos que pueden ayudarnos, o todo lo contrario, empeorar la rosácea.

  • Fotoprotección diaria: tengas rosácea o no es importante introducir en la rutina de cuidado de mañana un fotoprotector de amplio espectro y que lleve como mínimo un factor de protección solar (FPS) de grado 30 y preferiblemente 50. Si vas a exponerte directamente al sol te recomendamos que además de protector solar utilices gafas y sombrero (con una pamela bonita puedes ser la envidia de la playa e ir fenomenalmente protegida). No olvides estas medidas de protección solar en la montaña y en el campo, que parece que no, pero en estos lugares nos está dando el sol, y mucho.

Dermatología y estética piel roja rosácea

  • Maquillaje: puedes utilizarlo para disimular la rojez y unificar el tono. Busca que sean maquillajes oil-free y no comedogénicos.
  • Evitar el alcohol: el alcohol actúa como vasodilatador y por ello suele empeorar los síntomas de la rosácea. ¿Significa esto que no puedes beber alcohol nunca? No seamos tan radicales, puedes hacerlo puntualmente, pero modera su consumo.
  • Evitar comidas picantes: para los amantes de la comida picante tenemos malas noticias, puede empeorar la rosácea. Lo mismo, ¿significa que nunca puedes tomar comida picante? Puedes hacerlo puntualmente y con moderación.
  • Evitar cambios bruscos de temperatura: si pasas de un ambiente muy frío a otro de mucho calor puedes notar que te ruborizas en exceso. Este efecto es difícil de evitar, pero al menos no te pongas en contacto directo con una fuente de calor, es decir, no te pongas justo a lado de la calefacción sobre todo si es de aire.

Estrategias de afrontamiento y apoyo

Hoy en días sabemos que la rosácea afecta negativamente a quienes la padecen. Vamos a darte algunos datos extraídos de las encuestas de la Nacional Rosacea Society:

  • Alrededor del 90% de los pacientes con rosácea sienten que su enfermedad les ha minado la confianza y la autoestima.
  • Para el 41% de los pacientes con rosácea, la enfermedad ha supuesto evitar el contacto con la gente y cancelar plantes sociales.
  • Para casi el 88% de los pacientes con rosácea grave, también se han visto afectadas negativamente sus interacciones profesionales, y casi el 51% han llegado incluso a faltar al trabajo por la enfermedad.


Esto debemos tenerlo en cuenta a la hora de tratar la rosácea, no es algo meramente estético, es una enfermedad que molesta, pica y te afecta negativamente.

En Clínica Eguren queremos ayudarte a vivir sin rosácea

Sí, debemos y podemos tratar la rosácea para mejorar todos esos aspectos en los que te influye negativamente. Quiero que pienses qué cosas mejorarán cuando controlemos la rosácea: ¿saldrás sin maquillarte? ¿dejarás de estar pendiente de tus granos? ¿te acordarás de que te ponías roja? De eso se trata y juntas podemos conseguirlo. ¡Te esperamos!

 

dermatologia estética

Leave your thought

*