Con Dermatología Estética ¿Cómo cuidar tu piel en la playa?

¿Ya tienes tus vacaciones planificadas? ¿Has elegido como destino la playa y el sol? Pasar unos días de descanso en la playa es beneficioso para nuestro organismo: la exposición al sol aumenta los niveles de vitamina D y mejora ciertas afecciones dermatológicas; los paseos por la orilla del mar pueden resultar muy beneficiosos para ciertas patologías articulares; la brisa marina puede prevenir algunas enfermedades respiratorias; la falta de estrés y la ionización negativa de la brisa marina aumentan los niveles de serotonina disminuyendo los niveles de ansiedad. No obstante, todo debe realizarse siguiendo ciertas precauciones y en su justa medida. Eguren, Clínica de dermatología estética, te damos unos consejos para que el disfrute de tus vacaciones en la playa no castigue tu piel. ¡Toma nota!

Por supuesto, fotoprotección

Siempre que vayas a estar expuesto al sol, ya sea en la playa, la montaña o la piscina, la protección solar es imprescindible. La primera consecuencia negativa de no protegerte adecuadamente del sol es la quemadura solar pero no la única, ni la más importante. Un exceso de fotoexposición tiene consecuencias a largo plazo: aumenta el riesgo de cáncer de piel, acelera el envejecimiento cutáneo (con aparición de arrugas y manchas) y aumenta el riesgo de alergias al sol.

Te recomendamos que elijas un buen protector solar que cumpla las recomendaciones europeas en la materia. Y una vez elegido lo importante es utilizarlo correctamente. No es difícil, seguro que todo esto ya  lo has oído antes pero ¡ponlo en práctica! Te recordamos el decálogo de la fotoprotección, que ya presentamos en un post anterior:

  1. Evita exposiciones prolongadas al sol entre las 12 y las 17 horas.
  2. Aplica la crema de protección solar unos 30 minutos antes de iniciar la exposición al sol, especialmente en el caso de utilizar filtros químicos.
  3. Vuelve a aplicar la crema fotoprotectora cada 2 horas.
  4. Si te bañas, reaplica el fotoprotector incluso aunque sea “resistente al agua”.
  5. Proteger tu piel con crema de protección solar está fenomenal pero no olvides: utilizar gorro y gafas de sol. La sombrilla en la playa también puede ser una gran aliada.
  6. Presta especial atención a los niños porque las quemaduras de sol en la infancia son un factor de riesgo importante para tener cáncer de piel en la edad adulta.
  7. Olvídate de “preparar tu piel para el sol” yendo a cabinas de radiación UVA antes de exponerte al sol.
  8. Mantente hidratado y bebe agua mientras estés expuesto al sol, prestando especial atención a los niños.
  9. Aplica una crema hidratante calmante tras la exposición solar.
  10. Recuerda que las pieles más bonitas son las que han visto poco el sol y que la mejor crema antiarrugas es el fotoprotector.

Piel hidratada, aún más en verano

La exposición al sol, la arena y la sal marina pueden hacer que tu piel se reseque más fácilmente y, por eso, es importante una dosis extra de hidratación en la época de verano.

  • Cuerpo: Tras finalizar la jornada playera te recomendamos que te des una ducha para eliminar el salitre de la piel y al salir de la ducha te apliques una crema hidratante, ya sea aftersun u otra específica para tu tipo de piel.
  • Cara: Si en invierno te hidratas el rostro, en  verano no debes descuidar tu rutina habitual. Si utilizas cremas con retinoides, que tantos beneficios aportan a la piel, recuerda aplicarlas por la noche y protegerte del sol durante el día.  

La alimentación también puede ayudar

Aprovecha para refrescarte con zumos naturales de frutas cítricas, muy ricas en vitamina C y carotenos. La vitamina C tiene efecto antioxidante y los carotenos potencian la protección natural de la piel frente al sol y el bronceado. Las ensaladas de tomate con atún te aportarán una buena dosis de licopeno, presente en el tomante, y los beneficios del pescado azul, ricos en ácidos grasos omega-3. Te explicamos esto y que otros alimentos son buenos para mejorar el aspecto de la piel en el último post.

Cuida tu piel este verano con Dermatología Estética, en Clínica Eguren te podemos ayudar

El verano también es una buena época para cuidar tu piel y no descuidar ciertas rutinas. Disfrutar del verano y de la playa y sus beneficios no está reñido con mantener una piel sana y bonita. En Clínica Eguren queremos seguir siendo tu referente en el cuidado de la piel. Consúltanos tus dudas o simplemente ven para que te ayudemos a establecer los cuidados que tu piel necesita. ¿A que estas esperando? ¡Te esperamos!

dermatologia estetica

Leave your thought

*