¿Cómo cuidar tu piel durante el embarazo?

Durante el embarazo se producen notables cambios hormonales, metabólicos e inmunológicos que van a tener repercusión en la piel de la mujer gestante. Algunos de estos cambios experimentados en la piel se consideran fisiológicos y otros, por el contrario, son considerados como patológicos o enfermedad. ¿Sabes cuáles son?

El tratamiento adecuado, y sobre todo, la prevención, pueden ayudar a minimizar las molestias que estas alteraciones producen. Desde la clínica de la Dra. Eguren, expertos en la dermatología y estétoca, te explicamos qué cambios puedes esperar durante los meses de embarazo, cuáles son las alteraciones más frecuentes y cómo tratarlas o prevenirlas.

1.Manchas en la piel

El aumento de estrógenos que se produce durante el embarazo facilita que tras la exposición al sol aparezcan manchas en localizaciones como frente, mejillas y labio superior. Es lo que los dermatólogos denominamos melasma o cloasma y que vulgarmente suele llamarse “paño del embarazo”. Sin embargo, el melasma no es exclusivo del embarazo y  puede aparecer fuera de éste. Es mucho más frecuente en mujeres que en hombres. La toma de anticonceptivos orales también aumenta el riesgo de aparición de melasma, aunque en ocasiones aparece en mujeres que ni están embarazadas ni toman anticonceptivos. Para prevenir su aparición es fundamental protegerse del sol. Nosotros recomendamos hacerlo durante todo el año utilizando cremas de protección solar y en verano evitar la exposición directa al sol y añadir gorra o pamela, gafas de sol y prendas que protejan la piel de los rayos solares. Si la mancha ya ha aparecido o estaba presente antes del embarazo, es igualmente importante protegerse del sol para evitar que se oscurezca más. Para tratarla será mejor esperar a dar a luz y valorar la utilización de despigmentantes tópicos, peelings químicos o fuentes de luz.

Otra mancha que muy frecuentemente aparece en embarazadas es la línea alba. Se trata de una línea de pigmentación oscura, en ocasiones acompañada de vello, que va desde el ombligo hasta el pubis. Su causa también es hormonal y en este caso se trata de un cambio fisiológico de la piel que desaparecerá solo unos meses después del parto. Es recomendable protegerse del sol para que no se oscurezca haciéndose aún más visible.

2.Estrías

Las estrías aparecen al romperse las fibras de elastina y colágeno de la dermis. En el embarazo pueden aparecer más frecuentemente en vientre y senos. Inicialmente se ven como líneas finas, rojizas y ligeramente elevadas que con el tiempo se tornan blancas y más anchas. Para disminuir el riesgo de que aparezcan es fundamental aplicar crema hidratante al menos dos veces al día desde el inicio del embarazo y aumentar de peso de forma controlada. Una vez han aparecido recomendamos seguir hidratando la zona y esperar al término del embarazo para plantear, si se desea, realizar tratamiento para resolverlas con aplicación de cremas con ácido retinoico o con fuentes de luz.  

3.Piel seca, picor

No es raro que la  mujer embarazada note que su piel está más seca de lo habitual o que le pican ciertas zonas como el vientre o los senos. Este picor se debe al estiramiento que sufre la piel en esas zonas y, una vez más, será fundamental aplicar crema hidratante un par de veces al día desde el inicio del embarazo.

En un pequeño porcentaje de mujeres el picor es intenso, persistente y generalizado o pueden llegar a aparecer erupciones pruriginosas u otro tipo de lesiones en la piel. En estos casos conviene acudir al dermatólogo pues será necesario establecer un diagnóstico y realizar el tratamiento adecuado. En principio no debes asustarte porque la mayor parte de estas erupciones pueden ser molestas para la madre pero no tienen consecuencia para el feto.

4.Acné

Hay mujeres que sufren acné que ven como éste mejora o desaparece durante el embarazo. Curiosamente en otras, y también por una cuestión hormonal, el acné aparece o empeora durante los meses de gestación. En estos casos recomendaremos utilizar geles de limpieza y emolientes adecuados para pieles grasa o acneicas. Si con eso no es suficiente, en ciertas ocasiones pautamos tratamientos tópicos u orales (geles de ácido azelaico, eritromicina oral) que puedan utilizarse durante el embarazo porque la mayor parte de tratamientos que empleamos habitualmente para el acné no pueden emplearse en mujeres embarazadas.

  5.Caída de pelo

En general durante la etapa de embarazo notarás que el pelo se cae menos y está más lustroso y brillante. Pasados 2 ó 3 meses después de dar a luz es cuando suele comenzar el efluvio telógeno post-parto. Se trata de una caída bastante abundante de pelo pero que cesa pasados 3 ó 4 meses. En algunos casos puede desencadenar o ser el inicio de otro tipo de alopecias, generalmente alopecia androgenética femenina. En estos casos la caída se prolonga, comienza a evidenciarse menor densidad de pelo especialmente en áreas parietales y será necesario que acudas al dermatólogo para valorarlo e iniciar el tratamiento adecuado (minoxidil, antiandrógenos, láser, PRP…)

6.Lunares que aparecen o se abultan

Es muy frecuente que durante el embarazo veas aparecer algunos lunares oscuros o rojos. Son en la mayor parte de los casos lesiones benignas que si son oscuras y rasposas, como verrugas, suelen tratarse de queratosis seborreicas y que si son como lunares rojos suelen ser angiomas rubís. Otro aspecto que comentan muchas embarazadas, es que notan que durante el embarazo se le abultan algunos lunares que ya tenía. Suelen ser lo que nosotros denominamos nevus melanocíticos intradérmicos. Son nevus, lunares, que al madurar se abultan y lo pueden hacer más rápidamente durante el embarazo. Son lesiones benignas y que si resultan molestas o antiestéticas podremos quitar una vez se ha dado a luz. En caso de notar que aparece o cambia algún lunar haciéndose irregular, asimétrico o con distintos colores te recomendamos consultarlo para descartar que pueda tratarse de un melanoma u otro tumor maligno.

dermatología y estética cómo cuidar de tu piel durante el embarazo

Imagen de un nevus melanocítico intradérmico, lesión benigna que se ha abultado recientemente.

Clínica Eguren Dermatología y Estética, tu referente en Madrid

En Clínica Eguren Dermatología y Estética queremos cuidar de la salud y la belleza de la piel de nuestros pacientes. Si tienes más dudas sobre cómo cuidar tu piel durante el embarazo o el post-parto podemos ayudarte. Ven a nuestra clínica de Dermatología y Estética y te atenderemos de manera eficaz, resolutiva y personalizada. Pide cita. No te arrepentirás.

dermatologia estética

Leave your thought

*