¿Qué es este bulto que tengo, un quiste o un lipoma?

Tanto los lipomas como los quistes son lesiones muy frecuentes que aparecen como bultos que se forman debajo de la piel en cualquier zona del cuerpo. Aunque aparentemente ambas lesiones son muy similares, lo cierto es que presentan algunas diferencias. En Clínica Eguren Dermatología y Estética vamos a ayudarte a distinguir entre uno y otro y aclararte a
lgunos conceptos.

  1. ¿El quiste y el lipoma son ambos acumulaciones de grasa? No. El lipoma es un tumor benig
    no de tejido adiposo
    mientras que el quiste epidérmico es una acumulación de queratina dentro de una cápsula. Al quiste epidérmico se le denomina comúnmente quiste sebáceo, aunque es en realidad una denominación errónea, ya que lo que se acumula en el interior de la cápsula no es grasa sino queratina.lipoma - dermatologoQuiste epidérmico extraído en una sencilla intervención quirúrgica. Observamos que se trata de una lesión encapsulada con un contenido blanquecino que no es grasa sino queratina.quiste - dermatologoLipoma extraído en una sencilla intervención quirúrgica. Observamos que se trata de una proliferación grasa no encapsulada.
  2. ¿Por qué se originan? El quiste epidérmico aparece por la obstrucción de la unidad pilosebácea, constituida por el folículo piloso y la glándula sebácea. Al producirse un taponamiento, las células se multiplican en la profundidad de la piel formando el abultamiento que llegamos a ver y palpar. El lipoma, por su parte, surge por la excesiva proliferación de células grasas, lo cual origina una acumulación de tejido adiposo. El lipoma, a diferencia del quiste, no suele contener una cápsula a su alrededor.
  3. ¿Cómo puedo identificarlos? El quiste aparece como un bulto bajo la piel con forma de cúpula, de color amarillento-blanquecino y con un tamaño variable entre medio a 5cm. El quiste puede ser algo móvil pero se encuentra adherido a la piel. En ocasiones puede llegar a verse un punto negro. Ese punto representa el folículo a partir del cual se originó el quiste. Si apretamos la lesión saldrá un material cremoso, blanquecino, que huele mal. Es la queratina que el quiste contiene en su interior. Si el quiste se inflama se torna rojo, más abultado, caliente y doloroso a la palpación. En ocasiones llega a formarse un absceso y puede drenar a la piel dejando salir pus acumulado junto con los restos de queratina. El lipoma suele verse como un bulto redondeado, peor delimitado que el quiste, de consistencia gomosa y móvil. A diferencia del quiste no veremos un punto negro en la superficie y por mucho que apretemos no saldrá material a la superficie. Los lipomas no suelen inflamarse ni abscesificarse.
  4.  ¿Dónde se ubican? Pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo, pero los quistes son más comunes en el tronco,          detrás de la oreja y en la región posterior del cuello mientras que los lipomas aparecen generalmente en el tronco o en las extremidades.
  5. ¿Pueden malignizar? No. Tanto el quiste como el lipoma son lesiones benignas que no malignizan. El quiste puede, por un traumatismo, roce o manipulación, llegar a inflamarse, pero eso no significa que malignice.
  6. ¿Cómo puedo eliminarlos? Al tratarse de lesiones benignas que crecen lentamente y persisten, la decisión de simplemente observarlos o eliminarlos dependerá de las molestias que puedan ocasionar, de la repercusión estética que tengan para el paciente y del deseo del propio paciente de eliminarlas o no. En caso de decidir tratarlos, la cirugía es el tratamiento de elección. En Clínica Eguren realizamos cirugías de extirpación de este tipo de lesiones intentando dejar la mínima cicatriz posible. Es una intervención sencilla que se realiza con anestesia local y que permite al paciente reincorporarse a su actividad diaria con total normalidad.

quitar lipoma clinica dermatologica

Extirpación quirúrgica de un quiste. Bajo anestesia local se realiza una incisión y vemos aparecer la lesión que se encuentra bajo la superficie cutánea. Tras extraerla se dan unos puntos de sutura para cerrar la incisión.

En el caso de que un quiste se inflame, los tratamos inicialmente con antibióticos y corticoides y una vez haya cedido la inflamación planificaremos la cirugía para su extirpación completa.

Desde Clínica Eguren te desaconsejamos que en casa intentes exprimir un quiste para vaciarlo porque lo único que lograrás es sacar la queratina que contiene, pero al dejar la cápsula dentro el quiste volverá a rellenarse. Además, la manipulación es una de las causas más frecuentes por las que los quistes pueden llegar a inflamarse.

En Clínica Eguren Dermatología y Estética queremos ser tu referencia en el cuidado de la piel.

SI tienes dudas sobre alguna lesión o deseas eliminarla por una cuestión estética o por molestias en Clínica Eguren valoraremos tu caso y te propondremos la solución más eficaz y resolutiva. Confía en Clínica Eguren Dermatología y Estética. Te esperamos.

 

dermatologia estética

Leave your thought

*