el hiperandrogenismo como base del acné de la mujer adulta

El Hiperandrogenismo como base del acné de la mujer adulta

Para entender qué es y por qué aparece el acné en la mujer adulta, debemos partir de una premisa básica: se trata de una alteración patológica y no fisiológica como ocurre en los casos de acné vulgar o del adolescente.

A menudo, detrás de dicha disfunción, se encuentra un hiperandrogenismo de base, que de no ser correctamente diagnosticado y tratado, puede convertir tu lucha contra el acné en toda una odisea.

Sabemos cómo te hace sentir esta patología, la hemos vivido en nuestras propias carnes (nunca mejor dicho) y conocemos su capacidad de afectación no solo desde un punto de vista médico, sino personal. Todos los días recibimos en consulta a pacientes que comparten con nosotras sus experiencias, algunas de ellas muy duras. Mujeres jóvenes que han perdido la ilusión por maquillarse y arreglarse, por socializar, que se esconden o que visitan el espejo del baño cada media hora para comprobar que no haya salido ningún grano nuevo…

Por este motivo y porque como decimos, se trata de una alteración de tipo patológico, debemos plantarle cara y la mejor forma de empezar es descubrir qué mecanismos hay detrás de tu acné y del hiperandrogenismo de base que posiblemente lo esté provocando. Te animamos a quedarte con nosotras y aprender más sobre tu piel, porque no hay mejor paciente que la que está correctamente informada. ¡Vamos allá!

contacto clínica Eguren

¿Qué es el hiperandrogenismo?

Seguro que has oído la palabra en más de una ocasión, pero… ¿sabes realmente en qué se traduce? Se trata de un trastorno de tipo endocrino que afecta a un gran número de mujeres y que puede empezar a manifestarse desde los 6-8 años. Haciendo un ejercicio de síntesis máxima diremos que consiste básicamente en el aumento de las hormonas androgénicas, es decir de las masculinas. Las hay de distintos tipos, aunque la más popular entre todas ellas es la testosterona. En el caso de la mujer se producen en la glándula suprarrenal, el ovario y la propia piel. El problema no es tenerlas, porque eso es natural y deseable, sino que la fábrica se vuelva loca y se disparen los niveles de producción. Pero ojo, porque el hiperandrogenismo no solo es una cuestión de cantidad, como verás se puede dar por dos motivos:

  1. Por el aumento de los niveles de una o varias de las hormonas andrógenas.
  2. Por una especial sensibilidad del receptor de los andrógenos, con lo cual estos están actuando igualmente en exceso.

Muchas veces recurrimos a analíticas de perfil hormonal para confirmar la existencia de un hiperandrogenismo de base, pero nunca para descartarlo. Dirás, ¿Y eso por qué? Pues muy sencillo, porque si realmente existe una sobreproducción de andrógenos la analítica podrá medir esos niveles de forma objetiva y ser concluyente, pero si el problema está en el receptor de la hormona masculina, no hay forma de cuantificarlo mediante una analítica.

Por eso decimos que una analítica con hormonas androgénicas elevadas confirma un hiperandrogenismo, pero si la analítica es normal, no lo descarta. En esos casos nos guiamos siempre por la clínica.

El hiperandrogenismo nos da pistas en forma de síntomas y nos basamos en su observación para diagnosticar la disfunción de base aunque la analítica diga que los niveles de hormonas masculinas son normales. Algunos de esos indicios serían:

  1. La alopecia androgenética que se manifiesta debilitando nuestro cabello y haciendo que claree la zona parietal (casco y coronilla).
  2. El hirsutismo o aparición de vello en zonas típicamente características de los hombres como la cara, la línea alba o la areola mamaria.
  3. La oligomenorrea, que es una alteración del ciclo menstrual que tiene su origen en una disfunción del ovario y que hace que los periodos entre menstruaciones se alarguen o que incluso pueda desaparecer el sangrado durante varios meses.
  4. Alteraciones metabólicas como la resistencia a la insulina, el sobrepeso y el aumento de colesterol (ojo, porque aquí ya estamos hablando de cuestiones que pueden llegar a ser más serias).
  5. El acné, que es uno de los síntomas más frecuentes. Aunque pueden aparecer lesiones en toda la cara, es muy típico encontrarlas localizadas en la zona de la región mandibular y del mentón que es donde más receptores androgénicos hay y más sensibles son.

Tratamientos para el hiperandrogenismo

 

hiperandrogenismo, acné en mujer adulta

Si admitimos que el hiperandrogenismo está en la base de muchos casos de acné en mujeres a partir de los 25 años, no podemos obviar ni su diagnóstico ni su tratamiento. Sería como construir la casa por el tejado y pretender que se sostuviera a largo plazo. Tanto si está aumentado el nivel de hormonas masculinas como si está aumentado su efecto, el acné seguirá siendo un compañero intermitente si no se pone remedio a la influencia hormonal de base.

La solución pasa por un correcto manejo con fármacos y tratamientos antiandrógeno que sean capaces de bloquear o reducir el efecto de dichas hormonas masculinas. Existen dos grandes grupos de tratamientos:

  1. Los hormonales que son básicamente los anticonceptivos, suspenden la actividad del ovario, evitando así su mal funcionamiento y haciendo que no produzca más hormonas masculinas de las normales. Aunque dedicaremos un artículo entero a este tema, es importante destacar que no todos los anticonceptivos tienen un buen perfil antiandrógeno y que algunos pueden incluso empeorar tu acné.
  2. Los no hormonales que son los grandes desconocidos en el tratamiento del hiperandrogenismo. Básicamente son tres: la metformina, la espironolactona y la bicalutamida. Constituyen una potente herramienta terapéutica y una alternativa a los anticonceptivos.

El abordaje de Clínica Eguren

Ahora que ya conoces un poco más sobre qué es y cómo afecta el hiperandrogenismo a tu acné, toca poner solución al problema. En Clínica Eguren entendemos que una de las claves para su manejo y control es combinar varios tratamientos con diferentes dianas terapéuticas. Solo de este modo atacaremos la causa de base y las manifestaciones de tu patología de forma simultánea. Tratando solo el grano, el acné volverá a aparecer. Ser ambiciosas en nuestro abordaje es garantizarte los mejores resultados. No decimos que vaya a ser rápido, ni siquiera que vaya a ser fácil, pero sí perdurable. El objetivo está claro, hacer que tu piel deje de ser un problema para convertirse en tu mejor carta de presentación.

 button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú