¿Cuándo debes ir al dermatólogo por un lunar?

Casi el 100% de las personas de raza caucásica (raza blanca) tenemos uno o más lunares por el cuerpo. Pero ¿sabes exactamente a qué manchas llamamos lunares o pecas? ¿Sabrías identificar aquellos lunares susceptibles de ser revisados por el dermatólogo para descartar que sean malignos?

Desde Clínica Eguren, expertos dermatólogo Madridqueremos ayudarte a aclarar conceptos en este tema y darte las claves para saber cuándo un lunar es sospechoso ¡Atento!

La Dra. Cristina Eguren, tu dermatólogo Madrid, te ayuda a identificar lesiones sospechosas

Los dermatólogos llamamos nevus melanocítico a lo que vulgarmente se conoce como lunar o peca. Los nevus melanocíticos son benignos, pero creemos que en ocasiones pueden malignizar y evolucionar y transformarse en un melanoma. El melanoma es el tipo de cáncer cutáneo más grave que existeClínica estética dermatología en Madrid lunarSe calcula que en España se diagnostican cada año unos 4000 casos de melanoma. Esta cifra ha ido en aumento los últimos años, sin embargo, la mortalidad por esta enfermedad se ha estabilizado, lo cual se debe a una mejoría en su diagnóstico precoz.

El 90% de los melanomas pueden detectarse a tiempo, y si es así, habrá muchas más posibilidades de éxito en su curación. Para ello es fundamental el papel del paciente: tú puedes hacer mucho más de lo que crees a la hora de prevenir y detectar a tiempo un melanoma. En primer lugar, te recomendamos que dos veces al año eches un vistazo a tus lunares. Y ¿qué te tiene que llamar la atención? ¿Cuáles son las señales de alarma?

Para saber si un lunar puede ser sospechoso o no recomendamos una regla sencilla y que todo el mundo puede aplicar: la regla del ABCDE.

  • A de asimetría: una mitad del lunar es diferente a la otra mitad.
  • B de bordes irregulares: bordes desiguales o mal definidos.
  • C de color irregular: lesión con varios colores o color no uniforme, que puede incluir sombras color marrón o negras, o algunas veces con manchas rosadas, rojas, azules o blancas.
  • D de diámetro: mayor de 6mm.
  • E de evolución cambiante: el tamaño, la forma o el color del lunar están cambiando.

Una mancha que cumpla estas características es susceptible de, al menos, ser revisada por el especialista. Seguro que si te echas un vistazo rápido ves uno o varios lunares que cumplen alguna de estas características de la regla ABCDE. ¡¡¡Tranquilo, no tienen por qué ser melanomas!!! Se trata de una regla general para que detectes lesiones susceptibles de ser revisadas. Una vez en la conDermatóloga Madrid lunarsulta del dermatólogo, determinaremos si verdaderamente tienen relevancia o no. Muchas veces un lunar cumple una de estas características y no tiene por qué ser malo. Además, esta regla se aplica para los nevus melanocíticos y no para las queratosis seborreicas, por ejemplo. ¡Pero es muy complicado que tú puedas diferenciar entre un nevus y una queratosis seborreica! Por eso, ante la duda, primero tranquilo y segundo acude a tu dermatólogo para una revisión.

Otros signos de alarma que pueden ser útiles: el picor, el sangrado y el patito feo. Un lunar que pica puede hacerlo simplemente por roce, pero es un signo que debería alertarte para consultar, pues en ocasiones esconde una lesión maligna. Si un lunar sangra puede ser también por roce, pero deberá llamarte la atención y deberás descartar que se trate de una lesión maligna. El signo del patito feo hace referencia a la presencia o aparición de un lunar diferente al resto porque sea más negro, más rojo, más grande o cualquier aspecto que simplemente le haga diferente a las demás.

No olvides algo fundamental: prevenir

En nuestra experiencia, el cáncer de piel es más frecuente en personas mayores de 50 años. No obstante, cada vez diagnosticamos más casos en personas jóvenes. ¿A qué se debe esto? A la moda de exponerse de manera excesiva al sol, sobre todo de manera intensa en cortos periodos de tiempo, es decir, a tomar mucho el sol durante las vacaciones.

Existen diversos factores que incrementan el riesgo de padecer un melanoma: tener algún familiar de primer grado que haya sufrido uno, tener muchos nevus (lunares), tener nevus displásicos (lunares atípicos), tener una piel blanca y ojos claros y haberse quemado tras tomar el sol. De todos estos factores de riesgo el único sobre el que tú puedes influir es la exposición al sol. Como indica la Dra. Egure, experta dermatóloga en Madrid, la mejor manera de prevenir el melanoma es evitar exposiciones solares excesivas y quemaduras, sobre todo en la infancia y adolescencia. Las quemaduras solares en esta etapa de la vida son las que mayor riesgo aportan para el desarrollo de un cáncer de piel en el futuro. Recuerda que la piel tiene memoria y los efectos nocivos del sol que tomas hoy no los notarás mañana, ni el año que viene, sino dentro de 30 ó 40 años. Protégete del sol porque más vale prevenir que lamentar.

Si buscas un dermatólogo Madrid, confía en Clínica Eguren

Si al inspeccionar tu piel observas alguna mancha con estas características o manchas nuevas de reciente aparición, puedes contar con la experiencia de la Dra. Cristina Eguren, experta dermatólogo en Madrid. Intentaremos resolver tus dudas y ayudarte a hacer frente al cáncer de piel. Te ayudamos a cuidar la salud de tu piel de la manera más resolutiva, eficaz y personalizada. Contacta ahora con nosotros.

dermatologia estética

Leave your thought

*